“Pobreza, el mayor desafío para México”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    MEXICO -- El presidente Enrique Peña Nieto reconoció el martes que el bajo crecimiento de la economía de México y la pobreza son desafíos mayores hacia adelante, pero confió en que serán superados con una serie de reformas que ha logrado impulsar y nuevos proyectos de infraestructura.

    En un discurso con motivo de su segundo año de gobierno, en el que defendió las bondades de las reformas que ha promovido, el mandatario anunció proyectos de infraestructura como la construcción de un nuevo aeropuerto internacional en la ciudad de México y ajustes al principal programa contra la pobreza para enfrentar una situación que afecta a cerca de la mitad de la población por varios años.

    Video: “Pobreza, el mayor desafío para México”

    Video: “Pobreza, el mayor desafío para México”
    (Publicado viernes 5 de septiembre de 2014)

    "Es claro que aún no hemos llegado a las tasas de crecimiento económico que necesitan el país y su gente... El reto del crecimiento no es nuevo para México; lograr un crecimiento acelerado, sostenido y sustentable ha sido nuestro principal desafío económico durante décadas", añadió.

    De hecho, horas antes del discurso, analistas privados redujeron nuevamente su pronóstico de crecimiento de la economía a 2.47% para el cierre de 2014, según el sondeo mensual del banco central. Su estimación previa era de 2.56% para el final del año.

    En todo 2013, la economía apenas creció 1.1%, mientras que los últimos datos oficiales disponibles de pobreza señalan que para 2012 se encontraban en esa situación un 45.5% de los poco más de 117 millones de habitantes de México.

    Con la reciente aprobación de una histórica apertura de la industria petrolera y eléctrica al capital privado, el gobierno logró en menos de dos años el impulso de 11 grandes reformas que Peña Nieto espera sirvan para cambiar al país, aunque analistas coinciden en que ahora el mayor reto será ponerlas en marcha.

    "Ahorita el desafío para la administración es pasar de estos cambios jurídicos, institucionales, políticos, a los cambios en donde más ha fallado la administración pública... es decir que generen resultados", dijo a The Associated Press José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, un centro de análisis.

    Consideró que un reto hacia adelante será lograr mayor acercamiento con la iniciativa privada para lograr esos cambios.

    "Al final del día potenciar inversiones, potenciar el empleo y que esto ayude a aliviar la pobreza, no va a ser nada más una cuestión política... tienen que aterrizarse en inversiones (del sector privado)", añadió.

    El presidente dijo que el programa Oportunidades, el principal enfocado al combate a la pobreza, se transformará de un plan que da transferencias condiciones a uno en el que se promueva también el desarrollo laboral de las personas. Señaló que ahora se denominada PROSPERA, aunque no dio detalles.

    Peña Nieto también enfrenta hacia adelante problemas como la corrupción, que para algunos podría afectar cualquier avance logrado con las reformas.

    El mandatario habla luego de semanas de promoción pública de lo que considera sus mayores logros, como las reformas, aunque también en momentos en que el optimismo oficial no necesariamente se ve reflejado en una amplia popularidad o aceptación.

    Una reciente encuesta del Pew Research Center señala que la aprobación del mandatario cayó seis puntos a 51% y su desaprobación aumentó nueve puntos a 47% en el último año, en parte por una mayoría de personas que se quejan sobre la situación de la economía.

    Para José Antonio Crespo, analista y profesor del Centro de Investigación y Docencia Económica, Peña Nieto tiene hacia adelante como pendientes el combate a la corrupción, el crecimiento económico y la inseguridad. Aunque según cifras oficiales algunos indicadores como los homicidios dolosos han ido a la baja, la gente aún considera la inseguridad como un problema importante.

    "El problema es que con gran corrupción se puede desvirtuar todo lo que se tenga de positivo, las reformas energéticas, telecomunicaciones", dijo Crespo a la AP. "Mientras haya esa corrupción pues en realidad no creo que el país realmente cambie ni avance significativamente y eso está pendiente", añadió.

    Desde antes de que llegara al poder, Peña Nieto había prometido que el combate a la corrupción sería una de sus tareas e incluso propuso la creación de una comisión para enfrentarla, aunque hasta ahora no ha avanzado.