Estudiantes escapan tras severa tormenta

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Después de la tormenta que azotó al Metroplex el jueves en la tarde, cerca de 245,000 hogares se quedaron sin electricidad, 140 vuelos fueron afectados, y decenas de hogares y escuelas sufrieron daños por los fuertes vientos.

    Entre las escuelas más afectadas se encuentra la Universidad Bautista de Arlington.

    En el dormitorio de dicha universidad, se encontraba Courtney García cuando azotó la tormenta y en cuestión de minutos, el techo del dormitorio fue desprendido como si fuera de cartón.

    “No nos podían agarrar y yo pensaba que aquí ya iba a ser, estaba sangrando mucho, perdí mucha sangra y yo nada más estaba pensando en mi familia que están en San Antonio… estaba en mucho dolor”, dijo García.

    El techo cayó encima de los automóviles que quedaron completamente destrozados y en la noche, los estudiantes seguían buscando entre los escombros por sus pertenencias.

    “Una amiga salió cubierta de sangre y con pedazos de vidrio en su cuerpo”, dijo Sydney Bachelor quien describió este evento como uno de los peores eventos de su vida.

    En el dormitorio que se vio afectado, habitan de 40 a 45 estudiantes y en el momento de la tormenta, estaban dentro 16 jóvenes.