Iguala: así se detuvo al alcalde y esposa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las autoridades divulgaron en detalle el video de los momentos de la detención de la pareja, investigada en relación a la desaparición de 43 estudiantes.

    MÉXICO - Las autoridades dieron a conocer un video del operativo policial que llevó a la detención del alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda.

    En las imágenes se ve a la esposa del alacade recogiendo sus pertenencias de una casa alquilada donde fueron localizados y al alcalde siendo escoltado por la policía.

    Video: Iguala: así se detuvo al alcalde y esposa

    Video: Iguala: así se detuvo al alcalde y esposa
    (Publicado miércoles 5 de noviembre de 2014)

    Por otro lado, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, confió hoy en que la captura del exalcalde de Iguala José Luis Abarca y su esposa contribuya a esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes a manos de la policía la noche del 26 de septiembre. "Yo espero que esta detención contribuya de manera decisiva al esclarecimiento y a la investigación que está realizando la Procuraduría General de la República", dijo Peña Nieto en un acto público en la capital mexicana. Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, fueron detenidos hoy en un barrio de la capital mexicana por su presunta participación como autores intelectuales de la desaparición de 43 estudiantes y la muerte de seis personas en Iguala en septiembre. Peña Nieto hizo un público reconocimiento al trabajo de las instituciones de justicia y de seguridad del Estado en la detención la pareja, que "con apego a la ley" -dijo- es señalada como responsable de los hechos ocurridos en Iguala. Un grupo de policías atacó a tiros la noche del 26 de septiembre a los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (dedicada a la formación de maestros de primaria) presuntamente por órdenes de Abarca. En los ataques murieron seis personas, 25 resultaron heridas y 43 jóvenes fueron detenidos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de su desaparición, de acuerdo con las investigaciones de la fiscalía general de México. Las autoridades mexicanas han detenido a más de medio centenar de policías locales y miembros del grupo criminal, han tomado en control de la seguridad de 17 municipios y desplegado una búsqueda de los desaparecidos en la que participan unos 10,000 agentes.