México: al límite por las desapariciones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Miles de ciudadanos marchan con las fotografías de los 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

    MÉXICO - El Gobierno mexicano y los organizadores de protestas por los 43 estudiantes desaparecidos rechazaron este lunes todo tipo de violencia tras los incendios de sedes gubernamentales por algunos manifestantes, mientras una nueva marcha exigió este domingo al Estado que asuma su responsabilidad en el caso de los jóvenes. "La violencia sólo genera más violencia. La mayoría de los ciudadanos queremos la paz y por eso exigimos al Estado que asuma su responsabilidad política", dijo José Alcaraz, portavoz del Consejo Estatal de Organizaciones (CEO), organizador de la marcha "43x43. Ni un desaparecido más". Después de una semana caminando, que arrancó en la ciudad de Iguala, un grupo de activistas y de representantes de la sociedad civil mexicana llegó este lunes al Zócalo capitalino, donde ofrecieron un mitin de protesta por los 43 estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre. Allí condenaron los hechos de violencia ocurridos el sábado en este lugar, cuando un grupo de radicales atacaron e incendiaron la puerta del Palacio Nacional después de una manifestación pacífica por este caso. En el mismo sentido se manifestó el presidente Enrique Peña Nieto al afirmar en el estado de Alaska (EE.UU.) en una escala de su gira por China y Australia que es inaceptable que alguien pretenda utilizar esta tragedia para justificar su violencia, según informaron medios locales. "Los mexicanos decimos no a la violencia. Ésta no es una expresión del Gobierno, éste es un sentimiento genuino de la sociedad mexicana que dice no a la violencia; decimos sí a la justicia, al orden, a la armonía, a la tranquilidad, decimos sí a la aplicación de la justicia ante estos hechos atroces y abominables", añadió el gobernante.