Dudas sobre secuestro de 10 años

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Vecinos de la mexicana que vivió durante unos cuatro años con el hombre que presuntamente la raptó a los 15 años dicen no poder creer que la pareja feliz que ellos conocieron puedan ser los protagonistas de una historia de secuestro, abuso sexual y matrimonio forzado.

    "Nunca los vi pelear, nunca escuché un grito. Nada", dijo María Sánchez, quien vive en la casa contigua al edificio de apartamentos donde vivieron Isidro García, acusado el jueves de cinco cargos como violación y secuestro para cometer un delito sexual, y su presunta víctima, una mujer que no ha sido identificada por las autoridades por ser presunta víctima de abuso sexual.

    Video: Dudas sobre secuestro de 10 años

    Video: Dudas sobre secuestro de 10 años
    (Publicado jueves 21 de agosto de 2014)

    La pareja vivió en un apartamento de dos recámaras en Bell Gardens, a dos cuadras del Departamento de Policía, adonde la mujer llegó el lunes y acusó a su pareja de violencia doméstica.

    Durante el interrogatorio, los agentes conectaron a los involucrados con el caso de una niña de 15 años que desapareció en el 2004 en Santa Ana, a unos 32 kilómetros (32 millas) al sureste.

    Las autoridades de Santa Ana luego interrogaron a García, de 41 años, y la mujer, ahora de 25 años, y concluyeron que él la drogó y raptó en un parque en el 2004 después de pelear con su madre, quien entonces era su novia.

    Luego de mantenerla cautiva, García se mudó al menos cuatro veces y le dio varios carnés y documentos falsos para esconderla de su familia y las autoridades, dijo el portavoz de la policía de Santa Ana, Anthony Bertagna.

    García está arrestado y se le ha fijado una fianza de 1 millón de dólares, en tanto las autoridades de inmigración planean averiguar su estatus migratorio.

    Eventualmente, la pareja fue a vivir a Bell Gardens, donde los vecinos los conocieron como una pareja normal que trabajaba, criaba amorosamente a su niña de tres años, Lupita, y salía a pasear a la playa o Disneylandia. Pero sobre todo, los vecinos no pueden creer lo que se dice de García, a quien conocieron como Tomás Medrano, un hombre muy trabajador, amable, servicial, que se desvivía por su pareja y su hija.

    "Ese hombre vivía para ella (su pareja). Era muy trabajador", agregó Sánchez. "Pobrecito".

    El abogado de García sostiene que la mujer miente sobre el abuso porque se están separando. García nunca abusó de ella ni evitó que lo dejara, dijo el abogado Charles Frisco.

    "La gente tiene problemas, la gente se separa y a veces se tornan agresivos durante el divorcio, la separación, y dicen cosas que no son ciertas", comentó el abogado.

    Un año y medio antes de ser raptada, la mujer había llegado de México de manera ilegal para vivir con su madre y no hablaba inglés. Unos cuatro meses después, García la manoseó, besó y violó mientras vivían en la misma vivienda, de acuerdo con las autoridades.

    Expertos dijeron que no es raro que víctimas de secuestro permanezcan en relaciones abusivas dando la apariencia de llevar una vida normal, mientras estén satisfechas sus necesidades básicas, como techo y comida.

    "Estamos hechos de tal manera que desarrollamos cariño por cualquier persona que nos cuida", dijo Jennifer Freyd, psicóloga de la Universidad de Oregon.