Otro niño muere de enterovirus en EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48
    Los niños son los máas propensos a ser infectados con este mal respiratorio.

    TRENTON, Nueva Jersey -- Un virus que ha estado causando enfermedades respiratorias severas en todo Estados Unidos es el responsable de la muerte de un niño de cuatro años, determinó un médico forense.

    Jeff Plunkett, funcionario de salud del poblado de Hamilton Township, dijo que la oficina del médico forense del condado Mercer encontró que la muerte del niño fue provocada por el enterovirus 68. Éste ha hecho enfermar a más de 500 personas en 43 estados y en Washington, D.C., casi todas ellas menores de edad.

    Video: Otro niño muere de enterovirus en EEUU

    Video: Otro niño muere de enterovirus en EEUU
    (Publicado martes 21 de octubre de 2014)

    Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades habían informado durante la semana sobre la muerte de cuatro personas infectadas con el virus, pero se desconoce qué papel tuvo éste en sus decesos.

    Algunos niños son especialmente vulnerables a la infección debido a que padecen problemas de salud preexistentes, si bien el forense indicó que ese no era el caso en la muerte del menor en Nueva Jersey. La mayoría de los casos graves a nivel nacional involucran a niños debido a que por lo general ellos no han estado expuestos a un enterovirus tan seguido como un adulto, y es menos probable que hayan desarrollado inmunidad a él, de acuerdo con las autoridades.

    Funcionarios de Township dijeron que los padres del niño fallecido han pedido se respete su privacidad.

    El germen del enterovirus no es nuevo. La mayoría de las personas que lo contraen sólo presentan flujo nasal y una ligera fiebre. Fue identificado por primera vez en 1962 y ya ha provocado brotes de enfermedades antes.

    Este año, el virus ha recibido más atención porque ha sido relacionado con cientos de padecimientos graves. A partir del mes pasado, los hospitales en Kansas City, Missouri, y Chicago han atendido a un gran número de niños con problemas respiratorios.