Niños inmigrantes no llegarán a Dallas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images.
    Foto de archivo.

    DALLAS - Un aparente declive en el número de niños no acompañados que están ingresando a Estados Unidos sin autorización significa que el condado de Dallas no recibirá a ninguno de ellos a pesar de que había ofrecido hacerlo, informó el jueves el principal funcionario electo allí.

    Clay Jenkins, juez del condado de Dallas, dijo que las autoridades federales declinaron su oferta anterior de albergar hasta a 2,000 niños. El magistrado indicó que le dijeron que la cifra de chicos que están ingresando a Texas ha disminuido y las instalaciones existentes tienen suficientes camas para albergarlos.

    Dallas es una de varias comunidades a nivel nacional que se ha ofrecido como voluntarias para recibir a algunos de los más de 57,000 niños que han ingresado a Estados Unidos desde octubre, un flujo que ha recibido atención internacional y exigencias de que se actúe en la frontera.

    Para visitar nuestra sección especial de crisis humanitaria en la frontera haz clic aquí.

    Un portavoz federal no devolvió los mensajes que se le enviaron el jueves para que comentara al respecto, pero desde hace un par de semanas las autoridades han estado diciendo que la cantidad de niños provenientes de Centroamérica ha disminuido considerablemente.

    Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaban hasta a 2,000 chicos sin acompañantes por semana en junio. Para mediados de julio, esa cifra había caído a menos de 500, y un nuevo centro de procesamiento en McAllen construido para albergar hasta a 1,000 niños no ha llegado al límite de su capacidad. Las personas que visitaron el lugar en dos días de la semana pasada indicaron que funcionarios de la Patrulla les dijeron que había 65 y 40 niños en esos días, respectivamente.

    La propuesta inicial de Jenkins de recibir a chicos generó indignación en partes de Dallas y en comunidades vecinas. Dijo que ahora intentará enviar abogados y traductores con el fin de ayudar a niños que podrían no hablar inglés y necesitan apoyo para evitar ser deportados.