Obama desafía a los republicanos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto/AP

    WASHINGTON - Tras el fracaso de los demócratas en su intento por mantener el control del Senado de Estados Unidos, el presidente Barack Obama tendió este miércoles la mano a los republicanos para "trabajar juntos" durante los dos últimos años de su mandato y dijo estar "deseando" escuchar sus ideas. El mandatario ofreció una rueda de prensa en la Casa Blanca con motivo de los resultados electorales, que han supuesto una victoria abrumadora del Partido Republicano, que no sólo ha recuperado la Cámara Alta, sino que además se ha hecho con un puñado de gobernaciones estatales que estaban en manos demócratas. No sin cierta ironía, el líder estadounidense instó al nuevo liderazgo del Congreso a lanzar su agenda política, después de duros años de obstrucción republicana a sus propuestas en la Cámara de Representantes y unos índices de polarización que han batido récords. "Estoy deseoso de trabajar con el nuevo Congreso para que los próximos dos años sean lo más productivos posible. Estoy comprometido a considerar ideas no por el hecho de que sean de los demócratas o de los republicanos, sino porque funcionen para el pueblo estadounidense", insistió. El presidente reconoció que los republicanos "tuvieron una buena noche" este martes, en la que además ampliaron su mayoría en la cámara baja, y aseguró haber recibido el mensaje que los estadounidenses emitieron con su voto. "A todos lo que han votado, los he oído. Y a los casi dos tercios de estadounidenses que decidieron no votar, también los he escuchado", dijo el mandatario. Los estadounidenses "esperan que la gente que ellos han elegido trabajen tan duro como ellos lo hacen a diario. Y yo tengo una responsabilidad única", agregó Obama, como una muestra de propósito de enmienda. El presidente dijo ser consciente de la demanda de los ciudadanos sobre la necesidad de acortar el distanciamiento que separa a los dos partidos, y confesó haber pecado de inocente al pensar que no tenía que cuidar su imagen y sólo centrarse "en trabajar por la gente".