Policía de Arlington en el ojo del huracán

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El FBI investiga a varios policías del Departamento de la policía de Arlington y muy pronto podría haber más oficiales involucrados en éste caso de esteroides.

    El hombre que encabeza la investigación es el oficial Thomas Kantzos, de 45 años y con 17 años al servicio del departamento, quien no tuvo nada que decir mientras salía de la corte federal el miércoles en la tarde.
    Y es que de acuerdo a FBI, el policía veterano usó esteroides y también se los vendió a otros oficiales del mismo departamento.
    Según el informe, un narcotraficante fue arrestado en junio por haber distribuido esteroides y hormonas para el crecimiento humano (HGH) por un periodo de 13 años.
    El narcotraficante admitió haberle dado esteroides y HGH a Kantzos en años pasados y que por lo menos en una ocasión, el veterano estaba en horas de trabajo y usando el uniforme de la policía de Arlington mientras hacían estas transacciones.
    La declaración describe una larga relación entre Kantzos y el narcotraficante, describiendo que regularmente ellos dos estaban en contacto a través de mensajes de texto preguntando sobre las cantidades de droga y el costo de los medicamentos.
    Kantzos se encuentra detenido en una cárcel del condado Tarrant y se espera que aparezca hoy miércoles en el tribunal federal.
    El policía es acusado de entregar información de acceso autorizado de una computadora protegida y en caso de ser culpable, podría pasar 10 años en prisión y se enfrenta a una multa de $250,000 dólares por cada cargo.
    Otros dos policías de Arlington, David VO de 35 años de edad y Craig Hermans de 34, están siendo investigados por el FBI y los Texas Rangers. Pero en el transcurso de la investigación, Vo se suicidó cerca de su casa ubicada en la cuadra 2400 en Park Run Drive.