Six Flags no es responsable de la caída

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En una nueva presentación judicial, Six Flags en Texas sostiene que no es responsable de la muerte de una mujer de Dallas que se cayó de la montaña rusa el pasado mes de julio.

    La compañía respondió a una demanda presentada por la familia de Rosy Esparza, el parque de diversiones dijo que ellos no diseñaron ni fabricaron la montaña rusa y que 2.5 millones de personas se subieron antes del accidente sin ningún problema.

    Esparza, de 52 años, murió a causa de “múltiples heridas traumáticas” cuando se cayó a 75 pies de distanciadesde la montaña rusa, de acuerdo a la oficina forense del condado de Tarrant.

    Six Flags “se basó en la experiencia de los contratistas independientes que contrató con respecto al diseño y a la fabricación del juego, incluyendo el sistema de seguridad de los pasajeros” escribió Bryan Pope, el abogado de Dallas que representa a Six Flags Over Texas, Inc.

    “Six Flags considera que cumplió con todos los requisitos de mantenimiento del fabricante y las instrucciones para la operación” dijo el abogado.

    La familia demandó a la compañía el septiembre pasado y dijo que el sistema de seguridad en las barras del juego no aseguró correctamente a la mujer hispana y reclama que el parque de atracciones nunca debió haber operado sin las protecciones adecuadas.

    El parque de diversiones reabrió en “Texas Giant” el mismo día en que la demanda fue presentada.

    El día en que ocurrió el accidente, era la primera vez que Esparza iba al parque de diversiones.