Al menos 16 muertos por tormenta

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    La tormenta "Hércules", cargada de nieve y viento, ha causado ya 16 víctimas mortales y se prevé que la entrada de otra masa de aire por el Medio Oeste a lo largo de este fin de semana cause récords históricos en las temperaturas mínimas en algunas zonas del país.

    La zona noreste de Estados Unidos continúa este sábado congelada tras los efectos de la tormenta invernal "Hércules" y la ola de frío que sacude al país, que verá entrar otro frente de polar por el norte causando un descenso aún más acusado de las temperaturas a lo largo del domingo.
    Consulta las condiciones del tiempo en tu ciudad
    El canal meteorológico estadounidense The Weather Channel advirtió este sábado que "una de las más frías masas de aire ártico en casi 30 años" sacudirá el Medio Oeste a partir del domingo, donde llegarán a alcanzar temperaturas peligrosamente bajas según los meteorólogos.
    A lo largo de la costa este, el nuevo frente provocará lluvias y las temperaturas serán más moderadas, sin embargo las previsiones para el comienzo de la semana próxima auguran un descenso drástico de los mercurios, que en Washington podrían registrar máximas bajo cero.
    Más 1,300 vuelos han sido ya cancelados a lo largo del día de hoy en el país y otros 4,000 han sufrido retrasos, sumándose a los más de 3,000 trayectos aéreos cancelados este viernes, jornada que registró hasta 7,000 vuelos retrasados.
    Como consecuencia de la severa tormenta, al menos 16 personas perdieron la vida desde jueves, se registraron numerosos accidentes de tráfico y hospitalizaciones por hipotermia, y miles de estadounidenses se quedaron sin luz en sus hogares y centros de trabajo.
    Entre las víctimas están una mujer de 71 años con Alzheimer, que murió congelada fuera de su casa en una zona rural del oeste de Nueva York, y un hombre de 66 años que falleció de un ataque al corazón mientras retiraba la nieve de su casa en el sur de Illinois.
    Tras el cese de las nevadas, será el frío ártico el que represente el mayor peligro en los próximos días, de manera que las autoridades concentran todas sus advertencias en que la población se proteja ante unas temperaturas que pueden caer al mínimo histórico de menos veinte grados centígrados.
    "Es la veta madre de aire frío", dijo el meteorólogo de The Weather Channel Tom Moore. "Serán vientos peligrosos que pondrán vidas en peligro", vaticinó Moore ante lo que llegará en las próximas horas.
    Según los datos arrojados por el canal, algunos estados pueden llegar a rozar los 30 grados bajo cero, pero debido a los fuertes vientos la sensación térmica podría alcanzar los -45º centígrados.
    Ese será el caso de la ciudad de Chicago, una de las capitales más pobladas donde habrá una sensación térmica por debajo de los 20 grados bajo cero debido a las fuertes rachas de viento ártico que se esperan para el domingo.
    "Hércules" está afectando fundamentalmente a la zona noreste del país, y mantiene en situación de emergencia a los estados de Nueva York y Nueva Jersey, además de causar graves complicaciones en Massachusetts, Illinois, y Pensilvania.
    Por su parte, la nueva ola de frío pondrá en alerta a estados más occidentales como Tenesí, Minesota, Alabama o Wisconsin.
    Aunque la nevada casi había cesado por la mañana en la zona más afectada, entre Filadelfia y Boston, y que muchas calles y carreteras se reabrieron rápidamente, las temperaturas y los vientos seguían siendo gélidos.
    "La nieve es fácil de retirar porque el aire estaba tan frío cuando nevó que era muy ligera, pero aun así hace mucho frío", dijo Avalon "Nick" Minton mientras limpiaba la entrada de su garaje en Arlington, Massachusetts.
    Las autoridades del centro-norte y noreste del país se preparaban para otro golpe ártico en los próximos días, que podría ser peor aún.
    La nevada más fuerte cayó al norte de Boston, en Boxford Massachusetts, donde hubo casi 60 centímetros (2 pies). En Boston y el oeste de Nueva York, cerca de Rochester, cayeron unos 45 centímetros (18 pulgadas). La precipitación fue de 25 centímetros (10pulgadas) en Lakewood, Nueva Jersey, y de 15 centímetros (10 pulgadas) en Central Park, en la ciudad de Nueva York.
    Las temperaturas descendieron a -22 grados Celsius (8 grados Fahrenheit bajo cero) en Burlington, Vermont, la madrugada del viernes con un viento helado de -33 C (-29 F), y -16 C (2 F) en Boston. Los vientos helados ahí y en Providence, Rhode Island, daban la sensación térmica de -28 C (-20 F) el viernes por la mañana y el servicio meteorológico pronosticó más temperaturas así hasta el sábado.
    Las autoridades advirtieron que cualquier persona que pasara más de unos cuantos minutos al aíre libre en esas condiciones podría congelarse.
    Las principales autopistas dentro y fuera de la ciudad de Nueva York reabrieron y los aeropuertos de la región luchaban por volver al ritmo normal de sus operaciones después de que las aerolíneas estadounidenses cancelaran cerca de 2.200 vuelos el viernes, además de los 2.300 de un día antes.
    Las escuelas en lugares tan al sur como Washington, D.C., permanecieron cerradas el viernes, al igual que muchas oficinas de gobierno.
    Se espera que las temperaturas en el noroeste superen el punto de congelación durante el fin de semana, antes de la llegada de otra ola de aire frío que ya afecta el centro del país.
    En Wisconsin, se alcanzó un récord de temperaturas mínimas el viernes por la mañana en Green Bay, donde el termómetro llegó a -27,7 C (-18 F). El Servicio Meteorológico Nacional dijo que fue menor a los -27,2 C (-17 F) registrados en 1979.
    El gobernador de Minnesota, Mark Dayton, ordenó que las clases continúen suspendidas hasta el lunes en todo el estado, algo que no sucedía en 17 años, pues se esperaban temperaturas mínimas de -34 C (-30 F).
    El mal estado de las carreteras provocó accidentes fatales de tránsito en Michigan, Kentucky, Indiana e Illinois. Las autoridades dijeron que una mujer de 71 años con Alzheimer se congeló después de que comenzó a deambular fuera de su casa en la campiña del oeste de Nueva York.
    Cuando la tormenta se aproximaba, un empleado de un almacén suburbano de sal, utilizada para evitar que se congelen las calles, murió en Filadelfia cuando se desplomó una pila de 3 metros (100 pies) de sal y lo aplastó. La policía de Falls Township dijo que el hombre quedó atrapado cuando operaba una excavadora. No se dijo qué pudo haber causado el accidente.
    El mal tiempo comenzó un día después de que el alcalde neoyorquino Bill de Blasio juramentara para encabezar la ciudad más grande del país y pocos días antes de que el alcalde de Boston Thomas Menino termine 20 años en el puesto el lunes.
    "Me siento muy bien por la responsabilidad", dijo De Blasio el viernes después de retirar la nieve de la entrada de su casa en Brooklyn con una pala. "Estamos al pendiente, no nos hemos retirado de esto aún. Como dijo alguna vez un gran hombre, esto no se acaba hasta que se acaba".

    Video: Al menos 16 muertos por tormenta

    Video: Al menos 16 muertos por tormenta
    (Publicado miércoles 27 de agosto de 2014)