Un 4 de julio lleno de tragedias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El cuatro de julio es tan celebrado como trágico y esto lo sabe de primera mano una familia cuya celebración fue opacada por el ahogamiento de su hijo menor.
    Un niño de un año de edad está sumamente grave en un hospital de Fort Worth después de estar al borde de ahogarse y quedar inconsciente.

    Por otra parte en McKinney, un niño de 12 años también fue hospitalizado tras estar a punto de morir ahogado.
    Sus padres pudieron rescatarlo a tiempo y éste estaba consiente cuando llegaron los paramédicos.
    Por si estas tragedias no fueron suficientes, también se reportaron dos incidentes en el lago Graprevine.
    El primero fue un hombre hispano que estuvo a punto de ahogarse porque se resbaló del borde del lago y éste no sabía nadar. Los paramédicos lograron revivirlo en el hospital.
    También, un raro incidente en el mismo lago, donde una lancha comenzó el viaje con 60 personas a bordo y regresó con 59. La policía continúa las investigaciones para saber qué pasó con el desaparecido.