Virgin Galactic investiga accidente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MOJAVE, California -- La empresa Virgin Galactic investigará los fallos que provocaron el accidente de su nave espacial SpaceShiftTwo, que explotó en un vuelo de prueba, afirmó sábado el millonario británico Richard Branson, presidente del Grupo Virgin. "Estamos dispuestos a investigar qué falló y trabajamos con las autoridades para obtener esa información", dijo Branson en una rueda de prensa en las instalaciones en Mojave (California) de la Virgin Galactic, que busca ofrecer vuelos comerciales al espacio. El magnate subrayó que todavía "es muy pronto para dar cualquier detalle sobre la investigación" "Es un momento muy duro para quienes trabajan en Virgin Galactic", señaló Branson sobre el siniestro, que causó la muerte del copiloto e hirió de gravedad al piloto. "Vamos a aprender de lo que falló para descubrir cómo podemos mejorar la seguridad", insistió el máximo responsable del Grupo Virgin. "Siempre supimos que es un proyecto difícil. Hemos llevado a cabo un exhaustivo programa de pruebas durante muchos años, y la seguridad ha sido siempre nuestra prioridad número uno", explicó. El multimillonario indicó que "este es el mayor programa de pruebas que se realiza en la historia de la aviación comercial, precisamente para garantizar que esto no le ocurrirá jamás al público". Branson se declaró "dispuesto a aprender" de los errores para "garantizar que continúa el sueño" de llevar pasajeros al espacio. "Entendemos los riesgos que existen y no vamos a seguir adelante de manera ciega", agregó el multimillonario. Richard Branson esperaba convertirse en el primer pasajero de un vuelo comercial al espacio el próximo año. Además de él, más de 800 personas han pagado o hecho reservas para viajar eventualmente a bordo de la nave espacial, desde la que los pasajeros podrán observar la Tierra con el vacío oscuro del espacio como telón de fondo y vivir unos minutos de ingravidez. En esa lista de interesados, figura el actor estadounidense Ashton Kuchner, que abonó 200,000 dólares por el billete que le llevará a la frontera entre la Tierra y el espacio exterior, desde donde se podrá ver la curvatura del planeta. Tom Hanks, Angelina Jolie, Brad Pitt y Kate Perry son otros de los famosos que han adquirido su billete al espacio con Virgin Galactic. La aeronave que explotó este viernes, cuyos restos se esparcieron sobre el desierto de Mojave, se basa en el prototipo SpaceShipOne, que ganó hace diez años el premio Ansari X Prize, dotado con 10 millones de dólares, por ser la primera nave tripulada privada en volar al espacio.