El no tener brazos no le ha impedido tocar guitarra y seguir sus sueños