Estrella de “Jersey Shore” se declara culpable de fraude fiscal

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Lugares en el metroplex para llevar a tus hijos estas vacaciones
    Getty Images

    NUEVA JERSEY – Michael "The Situation" Sorrentino, una de las estrellas de la serie de televisión "Jersey Shore" que retrata a jóvenes festejando y peleándose junto a zonas playeras, se declaró culpable el viernes de cometer fraude en sus impuestos.

    Sorrentino y su hermano, Marc, fueron acusados ​​en 2014 y nuevamente el año pasado con varios cargos relacionados con casi $9 millones en ingresos del reality show.

    Se habían declarado inocentes, pero esta semana le escribieron una carta al juez en la que declaraban que querían cambiar sus declaraciones. Su juicio estaba programado para comenzar el próximo mes.

    El viernes, Michael Sorrentino se declaró culpable de un cargo de evasión fiscal y admitió ocultar sus ingresos en 2011 al hacer depósitos en efectivo en cantidades que no desencadenarían los requisitos federales de información. Su sentencia fue programada para fines de abril.

    Por estas razones puedes perder tu visa de EEUU

    Por estas razones puedes perder tu visa de EEUU

    Una acción, por muy simple que parezca, puede hacer que pierdas tu visa. Te explicamos qué debes hacer para conservar tus documentos.

    (Publicado martes 17 de octubre de 2017)

    Marc Sorrentino también se declaró culpable de ayudar en la preparación de una declaración de impuestos fraudulenta.

    "Todos nosotros estamos obligados por ley a pagar nuestra parte justa de los impuestos. El estatus de celebridad no proporciona un pase libre de esta obligación", dijo el abogado estadounidense Carpenito en un comunicado de prensa.

    Michael Sorrentino salió del juzgado el viernes sonriendo detrás de sus gafas de sol y tomado de la mano con su novia. No contestó las preguntas de los periodistas, pero su abogado, Henry Klingeman, dijo que su cliente era un hombre nuevo que ha estado sobrio durante dos años y mantiene una relación estable. Klingeman culpó de la evasión de impuestos a los malos gerentes financieros mientras su cliente estaba ocupado siendo una estrella de televisión.