“Despacito” arrasa en los Latin Grammy

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cuida el planeta desde tu casa
    Getty Images
    “Qué privilegio que nuestro trabajo sea hacer canciones, comunicarnos a través de la música”, dijo Fonsi al recibir el gramófono a la canción del año junto a su coautora Érika Ender.

    LAS VEGAS - El megaéxito “Despacito” arrasó el jueves en los Latin Grammy con cuatro galardones que incluyeron canción y grabación del año, en una ceremonia en la que Puerto Rico tuvo un papel protagónico. El premio al álbum del año fue para Rubén Blades con Roberto Delgado & Orquesta por “Salsa Big Band”.

    “Qué privilegio que nuestro trabajo sea hacer canciones, comunicarnos a través de la música”, dijo Fonsi al recibir el gramófono a la canción del año junto a su coautora Érika Ender, quien le dio las gracias por demostrar la “grandeza de que en el arte no se compite, se comparte”.

    Daddy Yankee, quien colaboró y rapea en el tema, no estuvo presente, pero Fonsi le agradeció momentos antes al recibir el premio a la grabación del año. “Esto es un trabajo de equipo”, dijo evidentemente emocionado, e invitó a sus productores a subir con él al escenario. “Esto es para Puerto Rico”, dijo de su tierra, recientemente devastada por el huracán María, con la voz quebrada. “¡Qué viva Puerto Rico!”, exclamó.

    “Despacito” también se llevó los premios a la mejor fusión/interpretación urbana por su remix con Justin Bieber, y a mejor video musical versión corta por su clip, el más visto en la historia de YouTube con más de 4,300 millones de vistas desde su lanzamiento en enero, que resalta el colorido y belleza de la isla, específicamente del ahora destruido barrio La Perla.

    Rubén Blades, visiblemente sorprendido por el anuncio de su Latin Grammy al álbum del año, señaló que “el éxito nunca es materia de una persona”.

    “Yo he tenido la suerte y si acaso el sentido común de trabajar con gente que sabe más que yo y que son mejores que yo”, dijo el salsero panameño. “Me da vergüenza porque reconozco el talento que está aquí y casualmente decía que me siento un poco mal cuando uno gana. Quizá el que pierde se siente peor, pero a veces cuando uno gana también se siente mal porque uno quiere que nadie pierda y aquí no hay perdedores”, expresó.

    Su producción también se impuso como mejor álbum de salsa.

    Residente, quien encabezaba la lista de nominados con nueve candidaturas con su primer disco en solitario, se llevó dos galardones: a la mejor canción urbana por “Somos anormales” y al mejor álbum de música urbana por su disco homónimo, un proyecto que lo llevó a viajar dos años por algunos países de sus ancestros, según una prueba de ADN.

    El astro boricua inauguró la noche con “Hijos del cañaveral”, un emotivo tema que escribió para su tierra. Acompañado por una gran banda, cantó mientras enormes banderas blancas ondeaban alrededor del escenario en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

    “Puerto Rico no se levanta porque siempre ha estado de pie”, expresó.

    Lin-Manuel Miranda, el compositor, actor y dramaturgo de origen boricua galardonado por el Premio de la Presidencia de la Academia por sus “sobresalientes y numerosos aportes a la comunidad latina”, le agradeció a sus colaboradores, a sus padres y a su esposa.

    “Esto es para los que caminan conmigo este domingo en el Unity March en Washington D.C. para poner el nombre de Puerto Rico en alto y recordarle a la Casa Blanca y al Congreso que también somos seres humanos”, añadió. “¡Esto es para Puerto Rico! ¡Puerto Rico! ¡Puerto Rico! Sé que soy el chico rarito del teatro con acento gringuito, pero sigamos colaborando y enseñándole al mundo que los latinos podemos cambiar el mundo”, dijo.

    En uno de los momentos más emotivos Alejandro Sanz cantó con un grupo de “dreamers” tras aceptar el premio a la Persona del Año, que les dedicó a estos jóvenes inmigrantes que llegaron de pequeños al país y que viven de manera ilegal en Estados Unidos.

    “Esos niños son nuestros niños, son nuestros, de nuestra comunidad”, dijo el astro español, quien también le dedicó el honor a su esposa y sus hijos. “Cuando uno es padre es padre de todos los niños. Yo se lo quiero dedicar a ellos”, expresó.

    La edición 18 de los Latin Grammy se realizó en momentos en que se han sentido los efectos de la propuesta migratoria del presidente Donald Trump y de varios desastres naturales. Los latinos este año también tuvieron que lidiar con los efectos del huracán Irma, que pasó por Florida, Cuba, Puerto Rico y otras partes del Caribe; y con el huracán Harvey en Houston, que alberga la tercera población mexicana más grande en Estados Unidos. Y en México, un potente sismo sacudió al país el 19 de septiembre y dejó 369 muertos, 228 de ellos en la capital, donde 38 edificios colapsaron.

    Juanes fue galardonado con el Latin Grammy al mejor álbum de pop/rock por “Mis planes son amarte”, y con esto rompió el récord de 21 gramófonos dorados que compartía con Calle 13.

    “Colombia, esto es para ti. Estoy aquí por ti y por ti estaré aquí hasta el final”, expresó el rockero emocionado tras agradecerle a su equipo de trabajo y su familia.

    Shakira, quien se recupera de una hemorragia en una cuerda vocal, ganó el premio al mejor álbum vocal pop contemporáneo por “El Dorado”.

    Natalia Lafourcade, en una ceremonia previa no televisada en la que se repartieron la mayoría de los galardones, ganó dos Latin Grammy que incluyeron mejor álbum folklórico por “Musas (Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos, Vol. 1)” y subió a recogerlo con Los Macorinos.

    “Con ellos quise hacer este proyecto para volver a conectarme conmigo, volver a conectar con la música, con el folclor, con los compositores que admiro, con México, con Latinoamérica”, dijo la cantautora, quien también actuó en la ceremonia. “Sentía que era necesario volver a desnudar la música y regresarla a ese espacio acústico, íntimo, de alma, de corazón”, indicó.

    Diamante Eléctrico también se llevó dos galardones, a mejor álbum de rock por “La gran oscilación” y, en un empate con Andrés Calamaro, a mejor canción de rock por “Déjala rodar”. Calamaro fue ganardonado por “La noche”. Y Vicente García a mejor canción tropical, por “Bachata en Kingston”; y a mejor álbum cantautor por “A la mar”.

    Entre otros galardonados, Lila Downs obtuvo el premio al mejor álbum vocal pop tradicional por “Salón, lágrimas y deseo” y la Banda El Recodo de Cruz Lizárraga el de mejor álbum de música banda por “Ayer y hoy”.

    El premio al productor del año fue para Eduardo Cabra, el Visitante de Calle 13, por su trabajo con Vicente García, Diana Fuentes con Tommy Torres, La Vida Bohème, Silvina Moreno y Swing Original Monks.

    “Hoy cumple mi hijo, o sea que es un día muy especial”, expresó el hermano de Residente. “Gracias a los proyectos con los que colaboré este año que pasó, fueron unos proyectos increíbles, la pasé increíble, nos divertimos en el estudio. Creo que de eso se trata, de pasarla bien y yo la pasé brutal en esos cinco trabajos”.