Contrae la bacteria "comecarne" y casi le "explota" el brazo