Por dentro: la megamansión con un clóset más grande que una casa