Por qué pagas tan caras las palomitas en el cine

Con esta fiebre del cine, bien vale saber por qué sale tan caro el pop corn y la soda.

13 fotos
1/13
Shutterstcok
Las palomitas son más importantes de lo que te imaginas.
2/13
Shutterstock
Cada vez salen más caros, pero seguimos comprándolos, especialmente en esta temporada con exitazos como ''Star Wars: The Last Jedi'' o ''Jumanji''. Es que sin saberlo, estamos manteniendo operativas a las cadenas de cine con la compra de las sodas y las palomitas. ¿Qué? Cómo? Te explicamos.
3/13
Salvo excepciones, como las películas que están rompiendo la taquilla en esta temporada, los cines no ganan dinero con las cintas que proyectan. ¿Sabes de dónde sacan el billete para mantenerse abiertos? Ya te lo estarás imaginando.
4/13
Shutterstock
Ya está comprobado que para proyectar sus películas, la industria del cine le cobra a las salas, o cadenas de cine, en Estados Unidos, un promedio del 70% de sus ganancias, según informa el sitio Marketplace.
5/13
Shutterstock
Esto no era así. Los dueños de teatros donde se proyectaban las películas mudas, a comienzos del siglo pasado, hasta se negaban a dejar que la gente comiera mientras miraba un film ya que lo consideraba algo de poca clase, hasta de mala educación.
6/13
Shutterstock
Todo cambió después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los dueños de las cadenas vieron que con la venta de comida, podían achicar los gastos que seguían subiendo, año a año, a medida que la industria del cine crecía.
7/13
Shutterstock
Las palomitas (popcorn), todo un aperitivo (botana, picada, snack) norteamericano, comenzaron a venderse mucho más en los cines. Se estima que para los años 50's, la mitad de las palomitas que se consumía en EEUU, era comprada en los cines, según Marketplace.
8/13
Hoy, pese a la competencia de la TV, los cines continúan abiertos, aunque más compactos, con multisalas que se mudaron a muchos malls del país.
9/13
Shutterstock
Pero, ¿por qué se paga tanto por las palomitas y la soda en los cines? La respuesta es muy simple. Porque las ganancias en las ventas de ambos productos, permite a los dueños de las cadenas de cine mantener las salas abiertas, aún cuando menos gente concurre a ver películas en la pantalla grande.
10/13
Shutterstock
Se estima que del total de las ventas de palomitas y sodas, cada cine o cadena de cines tiene un margen de ganancias del 85%, y ese dinero constituye alrededor del 46% de las ganancias totales de las salas o cadenas de salas, según un estudio publicado en Smithsonian.com.
11/13
Shutterstock
Si bien la asistencia de gente a los cines ha venido en picada (bajó un 4.6% en 2014), el promedio de lo que se gasta en los stands donde se venden palomitas y sodas aumentó un 6.5% por persona, según reportan varios sitios especializados.
12/13
Shutterstock
Es por esta razón que las cadenas de cine aplican un sobreprecio de hasta 14 veces lo que valen las palomitas o la soda, para obtener esas benditas ganancias que achiquen y hasta compensen las pérdidas. Sin estos ingresos extras, los cines perderían cientos de millones de dólares al año. Y cerrarían sus puertas.
13/13
Shutterstock
Los estudios de cine son los que se quedan con la mayor cantidad de ganancias. Los cines, por el contrario, pierden dinero. Pero tú, y los millones que asisten a ver sus películas favoritas en todo Estados Unidos, los mantienes abiertos con las palomitas y las sodas.
Contáctanos