Excongresista pasará años en prisión por cuantioso fraude

Usó dinero de donaciones para financiar ilegalmente sus campañas electorales.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Excongresista pasará años en prisión por cuantioso fraude
    SHUTTERSTOCK
    El representante Steve Stockman habla durante un evento en 2013 en frente del Capitolio.

    El excongresista de Texas, Stephen Stockman, fue condenado a 10 años de prisión por robar cientos de miles de dólares de fundaciones de caridad, anunció este miércoles el FBI de Houston. 

    De acuerdo con un mensaje en su cuenta de Twitter, el FBI indicó que Stockman usó este dinero para financiar ilegalmente sus campañas y pagar gastos personales.  

    El excongresista, de Clear Lake, fue condenado en abril de siete cargos de fraude electrónico y por correo, un cargo por confabular para hacer contribuciones a campañas y falsas declaraciones a la Comisión Federal de Elecciones (FEC, por sus siglas en ingles), entre otros cargos. 

    Según la evidencia presentada en el juicio, Stockman solicitó y obtuvo unos $1.25 millones en donaciones basadas en falsas pretensiones desde mayo de 2010 hasta octubre de 2014.

    ¿Policías o criminales? Video detona la duda

    ¿Policías o criminales? Video detona la duda

    Una cámara capta cuando al parecer un agente "siembra" droga en un armario.

    (Publicado viernes 24 de agosto de 2018)

    En 2010, Stockman desvió una parte significativa de $285,000 de ese dinero para pagar sus propios gastos personales. Entre 2011 y 2012, el excongresista usó parte de donaciones estimadas en $165,000 para financiar su campaña en el Congreso.

    Según las pruebas en el juicio, poco después de que Stockman asumiera el cargo en la Cámara de Representantes en 2013, él y un cómplice utilizaron el nombre de una entidad sin fines de lucro para solicitar y recibir una donación de $350,000.

    Stockman usó esta donación para una variedad de gastos personales y de campaña, incluidas contribuciones ilegales de campaña, un proyecto de vigilancia encubierta a un oponente político y pagos asociados con la campaña de Stockman en el Senado de EEUU a principios de 2014.

    "Stephen Stockman abusó de su posición como Congresista de Estados Unidos para estafar a los donantes caritativos y luego utilizó el producto de sus crímenes para corromper el proceso electoral y realizar una serie de gastos personales inadmisibles", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar interino John Cronan.

    En este caso, se vieron involucrados Thomas Dodd, de 38 años, y Jason Posey, de 46, quienes trabajaban con Stockman en su oficina legislativa. Ambos se declararon culpables por la estafa.