Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Exvocero de la Casa Blanca interrogado en torno a trama rusa

La investigación pretende averiguar el grado de injerencia de Rusia en las elecciones del 2016.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pelea campal en un H-E-B se vuelve viral
    Getty Images
    El exportavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el 12 de junio del 2017 durante una conferencia de prensa.

    El fiscal especial que investiga la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, Robert Mueller, interrogó este lunes al exportavoz de la Casa Blanca Sean Spicer, según informaron este miércoles medios estadounidenses.

    Según fuentes sin identificar citadas, el interrogatorio duró gran parte del día y Spicer fue cuestionado, entre otras cosas, sobre el despido del exdirector del FBI James Comey y sus declaraciones al respecto.

    También sobre los encuentros del presidente, Donald Trump, con funcionarios del Kremlin, como el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    Mueller ya avisó a principios de septiembre a la Casa Blanca de su intención de interrogar a Spicer y a otros cinco asesores o exasesores de Trump, entre ellos el exjefe de gabinete Reince Priebus y la directora de comunicación, Hope Hicks.

    Priebus, de hecho, fue interrogado el viernes de la semana pasada por Mueller y sus investigadores.

    La investigación de Mueller no solamente pretende averiguar el grado de injerencia del Kremlin en los comicios, sino también si hubo algún tipo de coordinación entre la campaña de Trump y Rusia a tal efecto.

    Mueller fue nombrado como fiscal especial para liderar la investigación sobre la trama rusa tras el despido de Comey como director del FBI, que se encargaba precisamente de eso.

    Además de Mueller, varios comités del Congreso, tanto de la Cámara Baja como del Senado, también investigan la presunta injerencia rusa en los comicios de 2016, en los que Trump se impuso a la demócrata Hillary Clinton.

    Spicer dimitió a finales de julio como portavoz y secretario de prensa de la Casa Blanca tras expresar a Trump su profundo desacuerdo con el efímero nombramiento del empresario Anthony Scaramucci como director de comunicación.