Mexicano absuelto por homicidio se declara inocente de cargos federales

Vivía ilegalmente en el país y había sido deportado 5 veces antes del tiroteo que causó polémica.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Zarate se declaró inocente en corte federal

    José Inés García Zarate, acusado de asesinato a una mujer en San Francisco, se declaró inocente de dos cargos por posición ilegal de armas el martes.

    (Publicado miércoles 14 de febrero de 2018)

    Un hombre mexicano absuelto de asesinato de un tiroteo en San Francisco que encendió un debate nacional sobre la inmigración se declaró inocente el martes de dos cargos por posición ilegal de armas.

    Los fiscales federales acusaron a José Inés García Zárate de posesión de dos armas en noviembre después de que los miembros del jurado en California lo declararon inocente de haber matado a Kate Steinle en 2015. Los cargos son similares a una condena por el jurado: ser un delincuente en posesión de un arma de fuego - lo que lo sentenció tres años a cárcel.

    Los abogados de García Zárate, J. Tony Serra y Maria Belyi, argumentan que los cargos federales tienen una motivación política y piden que el caso sea descartado. Si no es descartado, dicen que los dos cargos federales deberían combinarse en uno solo.

    García Zárate reconoció haber sostenido el arma que mató a Steinle, pero dijo que disparó accidentalmente cuando la encontró envuelta en una camiseta debajo de un banco en un popular muelle de San Francisco. El mismo muelle donde Steinle caminaba con su padre.

    El presidente Donald Trump y otros en su administración han señalado repetidamente a la muerte de Steinle como una razón para endurecer las políticas de inmigración al país. García Zárate vivía ilegalmente en el país y había sido deportado cinco veces antes del tiroteo.

    El caso también provocó críticas a la política de la "ciudad santuario" de San Francisco, que limita a los funcionarios locales a cooperar con las autoridades federales de inmigración en las deportaciones.

    El departamento del alguacil de San Francisco liberó a García Zárate de la cárcel semanas antes del tiroteo a pesar de que había una solicitud federal para detenerlo de parte de ICE.

    Cientos de ciudades han adoptado políticas de inmigración similares a San Francisco con el argumento que mejora la relación entre la policía y la comunidad.