Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Trump quiere reunirse con Putin en el otoño, según la Casa Blanca

El presidente calificó como un “gran éxito” el encuentro de esta semana en Helsinki.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Revelan plan para reunificar a menores con sus padres
    EFE

    WASHINGTON - El presidente Donald Trump quiere que su segunda cumbre con su homólogo ruso, Vladímir Putin, sea en Washington en otoño y ambos Gobiernos han comenzado ya las conversaciones para planear ese nuevo encuentro, informó este jueves la Casa Blanca.

    "El presidente Trump ha pedido a (su asesor de seguridad nacional, John Bolton) @Ambjohnbolton que invite al presidente Putin a Washington en otoño, y esas conversaciones ya están en marcha", escribió la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en su cuenta de Twitter.

    El presidente había revelado a sus seguidores de Twitter temprano el jueves su intención de sostener la "segunda" reunión con Putin, tras el "gran éxito" de su encuentro de esta semana en Helsinki.

    "La cumbre con Rusia fue un gran éxito, excepto para el verdadero enemigo de la gente, los Medios de Noticias Falsas. Estoy deseando nuestro segundo encuentro de modo que podamos empezar a implementar algunas de las muchas cosas discutidas", apuntó Trump desde su cuenta de Twitter, sin ofrecer detalles acerca de posible fecha y lugar.

    Entre ellos, el mandatario citó la lucha contra el terrorismo, la seguridad en Israel, proliferación nuclear, Ucrania, los ciberataques y Corea del Norte, entre otros.

    "Hay muchas respuestas a estos problemas, algunas fáciles y otras difíciles, pero TODOS pueden ser solucionados", agregó.

    En su encuentro con Putin en Helsinki, el pasado lunes, Trump desató la polémica al desautorizar los informes de sus agencias de espionaje sobre la interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

    No obstante, el presidente, que recibió un aluvión de críticas en Estados Unidos, matizó sus declaraciones un día después al asegurar que se había expresado mal y que sí creía que Rusia había interferido como han indicado los servicios de inteligencia estadounidenses, a los que mostró su total confianza.