Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Sanders afirma que restaurante se negó a atenderla

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Revelan plan para reunificar a menores con sus padres
    EFE
    "Sus acciones dicen más sobre él que sobre mí. Siempre hago todo lo que puedo para tratar de una forma respetuosa a todo el mundo, incluyendo a aquellos con los que no estoy de acuerdo, y continuaré haciéndolo", expresó Sanders sobre el dueño del lugar.

    WASHINGTON - La dueña de un restaurante de la ciudad de Lexington, Virginia, se negó el viernes por la noche a servir la cena a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, y a su familia, según confirmó el sábado en Twitter la perjudicada.

    El incidente se produjo presuntamente en el restaurante The Red Hen, fundado en 2008 y que se encuentra en Lexington, a unas tres horas en automóvil de Washington.

    En Twitter, Sanders explicó el sábado que la propietaria del restaurante le pidió que se fuera porque trabaja para el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, quien en los últimos días ha recibido numerosas críticas por su política para separar a familias inmigrantes en la frontera con México.

    "La pasada noche la dueña de Red Hen en Lexington, Virginia, me dijo que me fuera porque trabajaba para @POTUS -sigla del Presidente de Estados Unidos, en inglés -y me fui cortésmente", explicó Sanders.

    "Sus acciones dicen más sobre ella que sobre mí. Siempre hago todo lo que puedo para tratar de una forma respetuosa a todo el mundo, incluyendo a aquellos con los que no estoy de acuerdo, y continuaré haciéndolo", añadió.

    El incidente se convirtió la noche del viernes en un tema muy popular en las redes sociales debido a una entrada que escribió en Facebook Jaike Foley-Schultz, que dice ser uno de los camareros del restaurante.

    Foley-Schultz escribió: "acabo de atender a Sarah Huckabee Sanders por un total de dos minutos, antes de que mi jefa le echara a ella y a 7 miembros de su familia".

    El comentario fue reproducido en redes sociales por diferentes organizaciones sociales, incluido el grupo ecologista Clean Virginia, y acabó desatando una batalla entre partidarios y detractores de Sanders en la página de Facebook del establecimiento y de Yelp, una web destinada a calificar a los restaurantes.

    Además, Sanders recibió el sábado el apoyo de algunos miembros del Ejecutivo, como la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien dijo en su cuenta de Twitter: "Sarah, eres una (mujer) de primera clase. Siento muchísimo que fueras tratada de esa forma".

    Sanders, uno de los rostros más conocidos del Gobierno, no ha sido la única en sufrir esta semana un incidente en un restaurante.

    El martes, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, llevaba una hora cenando en el restaurante mexicano MXDC, a dos cuadras de la Casa Blanca, cuando varias personas entraron al grito de "¡qué vergüenza!" y "¡acaba con la separación familiar!".

    Ese episodio fue grabado en video y las imágenes se hicieron virales en las redes sociales.