Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Trump propone elevar la edad para la compra de armas

El presidente apoyó subir a 21 años la edad mínima para adquirir diversas armas de asalto.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump enciende el debate sobre el control de armas

    El presidente ha hecho una serie de propuestas para asegurar la seguridad de los estudiantes en escuelas públicas. (Publicado viernes 23 de febrero de 2018)

    El presidente Donald Trump apoyó el jueves la idea de elevar a 21 años la edad mínima para la compra de ciertas armas y una verificación más rigurosa de antecedentes en medio de la indignación pública provocada por la matanza en una escuela de Florida.

    La actual edad mínima federal para la compra o posesión de armas cortas es de 21 años, pero es de 18 para fusiles, incluso las armas de asalto como el AR-15 utilizado en el ataque de la semana pasada que dejó 17 muertos en una escuela secundaria en Florida.

    “No hay nada más importante que proteger a nuestros niños”, dijo Trump.

    Añadió que el miércoles por la noche habló con muchos legisladores, los cuales “apoyan la verificación de antecedentes”. Trump hizo estas declaraciones al iniciar en la Casa Blanca una discusión con funcionarios estatales y municipales de todo el país acerca de la seguridad en las escuelas.

    El jueves por la madrugada, Trump tuiteó su posición más fuerte sobre el control de armas, al día siguiente de un encuentro en la Casa Blanca donde estudiantes y padres relataron historias desgarradoras de vidas perdidas y pidieron medidas más estrictas.

    “Impulsaré Verificaciones Exhaustivas de Antecedentes con énfasis en Salud Mental ¡Elevar edad a 21 y vedar ventas de ‘bump stocks’!”, tuiteó el presidente en alusión a un dispositivo que convierte un fusil semiautomático en automático.

    En tanto, los dirigentes de la National Rifle Association defendieron enérgicamente los derechos de portar armas durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), una reunión anual de la derecha, y exhortaron a tener personal armado en las escuelas.

    “El mal camina entre nosotros y Dios nos ayude si no fortificamos nuestras escuelas y protegemos a nuestros chicos”, dijo el vicepresidente ejecutivo y director general de la NRA, Wayne LaPierre. “La sola idea de algunos de nuestros oponentes de que la seguridad armada nos vuelve menos seguros es completamente ridícula”.

    La NRA no se refirió a la elevación de la edad mínima para la compra de armas, y optaron por acusar a los demócratas y a la prensa de explotar la matanza en Florida.

    La vocera de la de la NRA, Dana Loesch, dijo en la CPAC: “yo no digo que ustedes aman la tragedia. Lo que digo es que aman los ratings. Madres blancas que lloran valen oro en los ratings”.

    Un funcionario de la Casa Blanca dijo que el presidente no respalda ni descarta ninguna medida concreta en particular.

    En otro tuit, Trump reiteró su llamado urgente a que maestros entrenados u otras personas porten armas para disuadir los ataques.

    “Si un ‘disparador enfermo mental’ en potencia sabe que la escuela tiene una gran cantidad de maestros (y otros) muy capacitados en armas que abrirán fuego al instante, el enfermo NUNCA atacará esa escuela. Los cobardes no irán ahí... problema resuelto. ¡Hay que ser ofensivo, la defensa sola no funciona!”, tuiteó el presidente.

    La NRA rechazó inmediatamente la idea de elevar a 21 años la edad mínima para la compra de armas largas.

    “Los proyectos legislativos que impiden a los adultos respetuosos de la ley de 18 a 20 años de edad adquirir fusiles y escopetas en realidad les prohíben comprar cualquier arma de fuego, lo que es contrario a su derecho constitucional a la autoprotección”, dijo el grupo en un comunicado.

    El viernes, en la reunión con Trump en la Casa Blanca, un estudiante en Parkland, Samuel Zeif, dijo que ha oído de jóvenes de 15 años que adquieren fusiles. Cary Gruber, padre de un alumno de la misma ciudad, le rogó a Trump: “No es cuestión de izquierda o derecha... Si no puedes comprar una cerveza, no deberías poder adquirir un arma de fuego”.

    Andrew Pollack, cuya hija Meadow fue asesinada en la balacera, hizo notar las masacres escolares que han ocurrido en el país y afirmó que la cuestión ahora no gira en torno a las leyes sobre armas, sino en corregir el problema en las escuelas. “Debería haber ocurrido sólo un tiroteo en una escuela, y deberíamos haber corregido el problema, y estoy furioso. Por mi hija; no la volveré a ver”, afirmó Pollack. “El cementerio Rey David, ahí es a donde voy a ver a mi hija ahora”.