Escala tensión entre EEUU e Irán tras ataques a buques

15518714w

Estados Unidos llevó este jueves al Consejo de Seguridad de la ONU su acusación contra Irán por los presuntos ataques perpetrados contra dos buques cisterna en el estrecho de Ormuz.

En una reunión a puerta cerrada, la delegación estadounidense trasladó al resto de miembros del Consejo su análisis de este nuevo incidente en el golfo Pérsico, apenas un par de horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, señalase directamente a Teherán.

El embajador estadounidense en funciones, Jonathan Cohen, compareció brevemente ante los periodistas al término del encuentro para denunciar los ataques como "otro ejemplo de las acciones desestabilizadoras de Irán en la región".

Citando lo dicho previamente por Pompeo, el diplomático subrayó que el país persa dispone de las capacidades necesarias para llevar a cabo esta operación, que habría requerido recursos que ningún grupo rebelde de la zona tiene.

"Irán está haciendo exactamente lo que prometió", dijo Cohen, en referencia a las amenazas de bloquear el estrecho de Ormuz después de que Washington endureciera el embargo contra el petróleo procedente de Irán.

El embajador explicó que pidió al Consejo de Seguridad que siga pendiente de la situación y confió en que el asunto vuelva a discutirse próximamente.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas no acordó ninguna declaración oficial sobre el incidente, pero todos sus miembros condenaron los ataques contra buques civiles, según explicó el presidente de turno, el embajador de Kuwait, Mansur al Otaibi.

El diplomático dijo que, como un país de la región, Kuwait quiere ver una investigación independiente que analice lo sucedido, pero apuntó que en el Consejo no se discutió ninguna propuesta sobre quién la podría llevar a cabo.

Al Otaibi, además, aseguró que en la reunión no se abordaron "pruebas" de los ataques y que se trató únicamente de una primera conversación sobre el incidente.

El supuesto ataque ha vuelvo a disparar la tensión en el golfo Pérsico, tras el supuesto sabotaje de cuatro barcos en la misma zona el mes pasado, del que Arabia Saudí y EEUU responsabilizaron a Irán.

Contáctanos