Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Nombran a Hicks como Directora de Comunicaciones

Estaba en el cargo pero de manera interina tras el despido de Anthony Scaramucci.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pelea campal en un H-E-B se vuelve viral
    Getty Images
    Hope Hicks, a la izquierda, es la nueva Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca.

    Hope Hicks, la fiel asistente del presidente Donald Trump que estaba como directora interina de Comunicaciones en la Casa Blanca, fue confirmada de manera permanente en el cargo.

    Así se lo confirmó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckebee, a NBC News el martes.

    Hicks se convierte en la tercera persona en cubrir el cargo de Director de Comunicaciones, en reemplazo de Anthony Scaramucci, quien fue despedido en julio tras solo diez días en funciones.

    Hope Hicks ha estado junto al presidente Trump desde que el entonces magnate inmobiliario lanzara su campaña presidencial en junio del 2016. Su relación con la familia del presidente comenzó años atrás por su conexión con la hija del mandatario, Ivanka Trump.

    Antes de fungir como directora interina de Comunicaciones, Hicks era directora de Comunicionaes Estratégicas de la Casa Blanca.

    El nombremiento llega poco después que el fiscal especial que investiga la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, Robert Mueller, avisara a la Casa Blanca de posibles entrevistas de sus investigadores a seis asesores y exasesores presidenciales, según publicó el fin de semana The Washington Post, de acuerdo a un cable de EFE.

    En la lista de Mueller figuran Hope Hicks, el ex jefe de gabinete Reince Priebus, y el exportavoz Sean Spicer y Hope Hicks.

    The Washington Post, que cita fuentes familiarizadas con la investigación, afirma que estas entrevistas "reflejan cómo la pesquisa que ha perseguido la presidencia de Trump está empezando a penetrar al círculo más cercano de asesores del presidente".

    Los otros asesores que Mueller y los fiscales pretenden abordar son los abogados Don McGahn y James Burnham, así como Josh Raffel, muy cercano al yerno de Trump, Jared Kushner.