Liberan a hombre que fue detenido por tiroteo en fiesta de Greenville

Aquí te contamos la razón sobre el por qué alguaciles decidieron dejar en libertad a Brandon Gonzáles.

TEXAS – Autoridades de la Oficina de Alguaciles del Condado Hunt revelaron nuevos detalles sobre un tiroteo que ocurrió durante una fiesta en Greenville.

A través de un comunicado, la agencia explicó que el caso continúa bajo investigación, pero que debido a la falta de cooperación de los testigos y evidencia recopilada, ellos le pidieron al fiscal del condado que por el momento no tomen acción contra Brandon Gonzales, y que lo dejen en libertad.

"Cuando escuchaba que la gente decía 'él es el pistolero, él es el pistolero' me dolía porque no es quien yo soy", dijo Gonzales durante una conferencia de prensa que se realizó el martes por la noche. 

Los alguaciles indican que continuarán investigando el caso y que saben que hay mucha gente que estuvo, el 28 de octubre, en el local Party Venue, ubicado sobre el U.S. Highway 380. Sin embargo, entienden que hay temor de hablar sobre lo ocurrido, pero lo único que tienen que hacer es contarle a la policía sobre lo ocurrido para que ellos puedan continuar investigando.

Por su parte, Andrew Wilkerson, uno de los abogados de Gonzales, dijo que entablarán una demanda contra la oficina de alguaciles debido a la confusión que llevó al arresto de su cliente, a quien le presentaron cargos por asesinato capital.

Durante el tiroteo, Gonzales dijo que estaba sentado en su vehículo, con otras cuatro personas, pero que nunca se dio cuenta  o escuchó el tiroteo hasta que vio a varias personas corriendo del lugar. 

"La vida continúa y estoy fuera. Soy libre", dijo Gonzales tras hablar del caso junto a sus abogados. Él también contó cómo se encomendó a Dios los días que estuvo en la cárcel ya que dice sabía que era inocente.

Lo único que ahora quiere es ver a sus tres hijos, mientras procesa esta etapa, en la cual dice que nunca entendió por qué de las 750 personas el tuvo que ser señalado como el pistolero cuando nunca lo fue. 

Por su parte, alguaciles del condado Hunt piden que si tienes pistas sobre el caso llames al 903-408-6800 o si prefieres mantenerte anónimo, entonces puedes llamar a Crime Stoppers al 903-457-2929.

La tarde del domingo que ocurrió el tiroteo, oficiales confirmaron un total de 14 heridos, pero 2 de ellos perdieron la vida. Por lo menos cuatro de los afectados también son estudiantes.

Los hechos ocurrieron durante un evento de bienvenida al que acudieron alrededor de 750 personas, donde algunas de ellas llegaron con disfraces. 

Uno de los detalles que también aclaró el sheriff es que el tirador no utilizó un rifle semiautomático, como dijeron previamente, sino que habría usado una pistola de 9 milímetros. 

A pesar de que inicialmente interrogaron a unos 20 testigos, la agencia policial no obtuvo de inmediato una descripción sobre el sospechoso. Es por eso que solicitaron la ayuda del público para resolver este caso.

Múltiples videos que circulaban en las redes sociales mostraban charcos de sangre sobre el piso, por lo menos dos personas que estaban recibiendo primeros auxilios, algunos corriendo, mientras que otros caminaban descalzos tras el caos que vivieron. 

Durante una primera conferencia de prensa que se realizó alrededor de las 4:55 a. m. del domingo, Buddy Oxford, jefe de la Oficina de Alguaciles del Condado Hunt, dijo que 14 personas resultaron heridas y 2 murieron. Estas últimas fueron declaradas sin vida en la escena.

Una de las víctimas también resultó herida cuando trató de salirse por una de las ventanas del local, según Oxford.

Todo habría comenzado en la parte trasera del lugar cuando una persona comenzó a disparar alrededor de las 12:05 a. m. del sábado. Sin embargo, cuando esto ocurrió, oficiales ya estaban en la parte frontal del lugar, pues llegaron minutos antes porque recibieron reportes de vehículos que estaban estacionados en zonas prohibidas sobre la calle.

Agentes indicaron que la primera persona baleada podría haber sido el blanco del tiroteo y el resto fueron víctimas de la serie de disparos. 

Durante el tiroteo, los agentes en la escena no pudieron ubicar al pistolero y tampoco utilizaron sus armas ya que al mismo tiempo trataron de controlar a los asistentes pues todos comenzaron a correr para salir de lugar, según explicó Oxford.

Por su parte, la policía de la universidad, la cual también está colaborando con alguaciles del condado Hunt, escribió lo siguiente a través de su cuenta de Twitter: "No se ha registrado un pistolero activo en Commerce. Había un evento en Greenville, TX que podría o no haber involucrado a estudiantes. Más información será compartida cuando la tengamos".

La Oficina de Alguaciles del Condado Hunt le dijo inicialmente a Telemundo 39 que se dirigían hacia un tiroteo, pero no dieron más detalles sobre lo ocurrido.

La Universidad Texas A&M-Commerce está ubicada entre Morris Drive y Walnut Street, a unas 19 millas del lugar donde ocurrió el mortal tiroteo.

Contáctanos