TOMA DE REHENES EN TEXAS

Médico forense confirma la causa de muerte del secuestrador de feligreses en una sinagoga en Texas

El hombre de nacionalidad británica tomó a cuatro personas como rehenes durante más de 10 horas y murió abatido por la policía.

Telemundo

TEXAS - La oficina del médico forense del condado de Tarrant confirmó el viernes la causa de la muerte de Malik Faisal Akram, el hombre británico que tomó como rehenes a cuatro personas en la Congregación Beth Israel en Colleyville, Texas.

Akram, de 44 años, fue abatido por múltiples heridas de bala poco antes de las 9:30 p.m. del sábado, según los registros del médico forense publicados en línea.

Los disparos se realizaron en los momentos finales del enfrentamiento, que terminó después de que el último rehén salió corriendo de la sinagoga y un equipo SWAT del FBI se apresuró a entrar. Akram fue abatido, aunque las autoridades se negaron a decir quién le disparó.

El FBI continúa buscando teléfonos y otros dispositivos mientras investiga por qué Akram apuntó a esta sinagoga en particular, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

QUÉ SE SABE DEL HOMBRE ABATIDO

Akram era de Blackburn, una ciudad industrial en el noroeste de Inglaterra. Su familia dijo que había estado “sufriendo de problemas de salud mental”.

Ingresó a los Estados Unidos con una visa de turista unas dos semanas antes y pasó un tiempo en refugios para personas sin hogar en el área de Dallas antes del ataque a la sinagoga.

El FBI calificó el incidente como “un asunto relacionado con el terrorismo” dirigido a la comunidad judía.

Los medios británicos, incluidos The Guardian y la BBC, informaron que Akram fue investigado por el servicio de inteligencia nacional MI5 como una posible "amenaza terrorista" en 2020. Pero las autoridades concluyeron que no representaba ningún peligro y la investigación se cerró.

La Casa Blanca dijo el martes que Akram había sido verificado con las bases de datos de las fuerzas del orden de EEUU antes de ingresar al país, pero no levantó señales de alerta.

Fueron momentos de tensión los que se vivieron el sábado en una sinagoga, pero esto es lo que ha pasado desde entonces.
Contáctanos