Cargos contra bombero que provocó muerte de embarazada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rompe silencio novio de mujer embarazada

    El joven describió el momento que vivió tras el impacto y cómo se acercó a su novia. Gilberto Dorrego con los detalles.

    (Publicado lunes 18 de diciembre de 2017)

    La familia Pimentel de Midlothian, al sur de Dallas, no sólo perdió a su hija Alyssa, sino que también perdieron a su futuro nieto que nacería en un par de semanas. Ambos murieron en un choque provocado por la mezcla de velocidad y alcohol de parte de un bombero de Dallas, según las autoridades de Cedar Hill.

    Horace Shaw III, de 45 años, enfrenta cargos de homicidio por intoxicación y se le fijó una fianza de $75,000, que ya pagó y salió libre.

    Según la declaración jurada, Shaw había estado bebiendo en el bar Thibodeaux en Dallas, antes de impactar la camioneta Mazda SUV donde viajaban Alyssa Pimentel, de 18 años, y su novio Isaiah Pérez, de 21, con su Mercedes Sport.

    El accidente ocurrió la madrugada del miércoles en la carretera 67 y Belt Line Road y en donde Alyssa salió prácticamente ''disparada'' de la camioneta. La joven fue llevada al hospital inmediatamente pero murió. Le sacaron al bebé quien vivió unos minutos, pero también falleció.

    Pérez resultó con una fractura de cuello y una pierna, y sólo recuerda haber visto aún con vida a Alyssa, quien le dijo “i love you”.

    Por su parte, la familia Pimentel envió un comunicado a los medios: “Estamos devastados por los trágicos sucesos que ocurrieron hoy. Alyssa era nuestra única hija y cargaba en su vientre a nuestro único nieto, ambos con toda una vida por delante. Estamos muy decepcionados con el hecho de que un individuo cuya tarea es salvar vidas sea el responsable de quitarle la vida a miembros de nuestra familia.”