Mujer enfrenta algo peor que una deportación; 6 meses de vida

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El cáncer regresa a su vida y no tiene seguro médico

    Es indocumentada y los doctores le dieron seis meses de vida. Ella dice que cuando le dieron la noticia entre lágrimas sus hijos se miraban uno al otro. Aquí la historia de esta madre del norte de Texas.

    (Publicado viernes 1 de diciembre de 2017)

    Postrada en su cama, una mujer se aferra a la vida, modestamente sigue trabajando para sostener a su familia a pesar de que su diagnóstico le quitaríala esperanza a muchos. Le queda 6 meses de vida.

    María Alvarado sufrió cáncer de seno, la operaron en el Hospital Parkland en Dallas y sobrevivió. Recibió quimioterapia, pero le extiparon una de sus senos.

    Pero 9 meses después, regresó y ahora tiene cáncer en los pulmones. El mal regresó y las esperanzas de vida son nulas. ''Voy a morir, ya me lo dijeron los doctores'', se lamenta María.

    Sus dos hijos adolescentes están ahí con ella, dando ánimos que a veces no funcionan. A pesar de ello, siguen en la escuela, y hacen lo mínimo que pueden hacer, buenos estudiantes.

    Farmers Branch: inglés ya no será el idioma oficial

    [TLMD - Dallas] Farmers Branch: inglés ya no será el idioma oficial

    Durante los últimos 10 años la ciudad adquirió una reputación de ser una ciudad no amigable para la comunidad inmigrante indocumentada ya que también tenían como idioma oficial el inglés.

    (Publicado jueves 30 de noviembre de 2017)

    ''Me duele ser indocumentada, más que el cáncer porque no tengo acceso a un seguro médico que me cubra mejores estudios en esta etapa terminal. Pero le tengo miedo a la muerte, más que a una deportación'', refiere la señora Alvarado.

    Y es que el Parkland ya no puede seguir con el tratamiento. Ella necesita atención del Hospital Baylor, pero al no tener seguro, no la aceptan.

    Edgar Carmona de la organización Manos Unidas, explicó que es una realidad muy dura la que enfrentan muchos indocumentados y que casi no hay opciones de ayuda. A excepción de regresar a su país de origen donde muchos hospitales brinda ayuda gratuita.

    Mientras, María Alvarado sigue trabajando como puede, ahorrando dinero para lo esencial mientras sigue vive.