Garcetas invaden vecindarios del norte de Texas

Para muchos, vivir en contacto con la madre naturaleza puede ser relajante y divertido, pero para algunos residentes en la ciudad de Arlington, Texas la madre naturaleza los está ''torturando'' día a día.

Y es que miles de aves conocidas como garcetas y cuya especie está protegida por las autoridades federales, llegan a esta ciudad y otras zonas en los alrededores a poner su nidos e incubar.

Las garcetas son intocables, nadie debe molestarlas y las autoridades locales no pueden hacer nada al respecto. Hay que esperar a que se vayan por donde vinieron.

Popr ello, los vecinos han optado por disparar balas de salva y tratar de ahuyentarlas con el ruido. Otros utilizan fuegos artificiales con el mismo propósito, pero eso es ilegal en muchas ciudad del norte de Texas.

El olor de las heces es fétido, porque son muchos y son aves grandes, ya que son de la familia de las garzas. Y además ha provocado enojo en muchos residentes que amanecen con su autos cubierto de excremento de aves.

Pero algunos vecinos lo toman a la ligera, sacan sus fotos, las observan con binoculares y esperan un lapso de tres meses, ya que su incubación termina con el verano y se van de esta región.

Contáctanos