Narcotrafico

Se llevan a Nueva York a exfuncionario mexicano acusado de proteger a El Chapo

Genaro García Luna, arrestado en Dallas, lo acusan de recibir sobornos para que el Cartel de Sinaloa operara con impunidad en México.

Telemundo

El exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, compareció hoy en una corte federal en Dallas y aceptó ser trasladado a Nueva York en donde un gran jurado federal en Brooklyn lo acusó por brindar protección a Joaquín ''El Chapo'' Guzmán.

Con su uniforme de reo color anaranjado, esposado de pies, manos y cintura, García Luna no imputó su traslado a la Corte del Distrito Este de Nueva York para enfrentar los cargos que le imputan.

El exfuncionario mexicano quien trabajó para el Presidente Felipe Calderón del 2006 al 2012, enfrenta tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo de hacer declaraciones falsas, acorde con el comunicado de las autoridades federales.

El exfuncionario mexicano, de 51 años, fue arrestado el pasado 9 de diciembre en Dallas y parte de la acusación es que presuntamente aceptó millones de dólares en sobornos para permitir que el Cartel de Sinaloa (encabezado por El Chapo) operara impunemente en México, informó la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

"A cambio del pago de sobornos, el Cártel de Sinaloa obtuvo un pasaje seguro para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden sobre investigaciones sobre el Cartel e información sobre carteles rivales de drogas, facilitando así la importación de múltiples toneladas de cocaína y otras drogas a los Estados Unidos ", precisaron autoridades de Estados Unidos en un comunicado.

También mencionan que en dos ocasiones los miembros del cartel entregaron millones de dólares en sobornos a García Luna. De hecho, durante el juicio de El Chapo en el 2018, el hermano del famoso narcotraficante ''El Mayo'' Zambada, Jesús Reynaldo Zambada, relató haber entregado una maleta con 3 millones de dólares en efectivo a García Luna en 2005 o 2006 en un restaurante, cuando era director de la Agencia Federal de Investigación de México, a lo que el exsecretario de seguridad pública no emitió declaración de forma inmediata.

De ser hallado culpable, podría pasar 10 años en prisión.

Contáctanos