Austeridad

AMLO “saca” el avión de la rifa: serán 100 premios en efectivo

El presidente mexicano sorprendió al anunciar que no rifará el avión presidencial, sino su valor.

Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO - El presidente Andrés Manuel López Obrador dio una nueva sorpresa este viernes al adelantar que la rifa del avión presidencial el premio no sería la polémica aeronave sino dinero en efectivo que sería repartido entre 100 ganadores.

El avión presidencial José María Morelos y Pavón quedará en custodia de la Fuerza Aérea Mexicana tras la rifa que se realizará el próximo 15 de septiembre.

"Se va a rifar el avión, para no tener problemas de tiempo y que puedan participar todos los mexicanos que quieran ayudar", dijo estes viernes en una rueda de prensa.

López Obrador agregó que se están "considerando" premios a los 100 ganadores de 20 millones de pesos mexicanos para cada persona. El gobierno espera vender 6 millones de boletos (cachitos) al equivalente de 25 dólares cada uno para recaudar 150 millones de dólares.

Entre los muchos intentos de vender el avión ridículamente caro, López Obrador había jugado con la idea de entregarlo al ganador, junto con un año de estacionamiento y mantenimiento pagados,

Sin embargo, el presidente temía también que le causaría problemas al ganador, tanto por la codicia que despertaría en parientes, amigos y conocidos como por las burlas en las redes sociales, donde ya han circulado fotos manipuladas en las que aparecen taquerías callejeras y chozas con un gran avión estacionado en la puerta.

López Obrador dijo que no quería entregar un avión que fuera un problema. En cambio, un ganador podría usar parte del dinero para alquilar el avión para un par de viajes, al precio actual de 13.500 dólares la hora.

Falta el adjunto Se iniciará el proceso de venta de la aeronave TP 01 Boeing 787-8 por lo que el lunes abandonará México y su transacción se llevará a cabo bajo un mecanismo transparente, competitivo y apegado a derecho.

López Obrador viaja en clase turista en vuelos comerciales y considera un derroche el jet, adquirido por su predecesor por más de 200 millones de dólares.

El avión no encontró comprador el año pasado en un aeropuerto en Estados Unidos, donde acumuló 1,5 millones de dólares en gastos de mantenimiento.

Está configurado para transportar apenas 80 personas e incluye una suite presidencial con dormitorio y baño. Los expertos consideran que sería demasiado costoso reconfigurarlo como avión comercial para la cifra habitual de ese modelo, de 300 pasajeros.

López Obrador ha sugerido trocar el avión por equipo médico estadounidense o venderlo por acciones a un grupo empresario. También ha ofrecido rentarlo por horas para pagar las deudas pendientes del avión.

Contáctanos