Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Crimen organizado, detrás de violencia electoral

En lo que va de la contienda, han sido asesinados más de 30 aspirantes al gobierno.

Al menos 31 politicos han sido asesinados en Mexico

En ese país, las aspiraciones políticas pueden llevar a la tumba a quienes deberían fungir como servidores públicos. (Publicado jueves 1 de marzo de 2018)

Aarón Varela, militante del izquierdista Morena y aspirante de la coalición Juntos Haremos Historia a la alcaldía de Santa Clara Ocoyucan, fue asesinado el jueves a balazos en calles del municipio de San Andrés Cholula.

Sus aspiraciones políticas los llevaron a la tumba, de una manera violenta, en medio de las campañas que definirán a quienes gobernarán México.

Gerardo Rodríguez es especialista en seguridad y dice que los asesinatos de candidatos a diversos cargos públicos registrados en las últimas semanas son normales de cara a las elecciones del 1 de julio.

"Porque a la delincuencia organizada le interesa incidir en política; tener un alcalde, a un gobernador, afín a sus interesas", afirma Rodríguez.

El propio Instituto Nacional Electoral, el INE, ha lanzado una alerta por la violencia que abraza a este proceso. En un informe califica como focos rojos a los de estados de Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, Chihuahua y Guerrero.

En este último, los candidatos viven presas del temor, indica Joaquín Badillo, quien quiere gobernar Acapulco, y es que en esa entidad ya son más de 5 los aspirantes de diversos partidos que han sido acribillados por oponerse a seguir los lineamientos de los delincuentes.

"Estamos a merced de quienes hoy hacen el mal, de quienes portan armas de fuego en la ilegalidad", dice Badillo.

Sin duda la violencia y la inseguridad electoral amenazan a la democracia mexicana, porque se extiende a quienes van a votar, para obligarlos a apoyar a los candidatos impuestos por los grupos criminales.

Y precisamente para lograrlo, dice un analista, siembran el terror, cometiendo actos de barbarie que la población recordara al llegar a las urnas.

"Están reafirmado su autoridad, sobre todo en algunas regiones del país", afirmó el analista José Gil Olmos.

Proteger a todos los candidatos es una misión imposible, por lo que solo les quedan dos caminos: o doblan las manos o se juegan la vida tratando de hacer un cambio en este país.