AMLO no usará avión presidencial tras quedarse varado

El presidente electo tuvo que ajustar su agenda de trabajo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AMLO, varado 5 horas; “no usaré avión presidencial”

    "No me voy a subir al avión presidencial, me daría pena, se me caería la cara de vergüenza, subirme a un avión lujoso en un país con tanta pobreza", insistió el presidente electo. (Publicado jueves 20 de septiembre de 2018)

    Al presidente electo no se le fue el avión, pero sí se quedó varado. Andrés Manuel López Obrador esperó por casi 5 horas en el aeropuerto de Huatulco, debido a las fuertes lluvias en Huatulco.
     
    "No me voy a subir al avión presidencial, me daría pena se me caería la cara de vergüenza, subirme a un avión lujoso en un país con tanta pobreza", insiste López Obrador.

    Desde su asiento, aprovecho para reiterar la política de austeridad que tendrá su gobierno e insistió en que no cambiará su decisión de viajar en vuelos comerciales.
     
    "Nada de fantocherías, se acabó que haya políticos fanfarrones, prepotentes", afirma.
     
    La aeronave presidencial actual fue estrenada en 2016 por el mandatario Enrique Peña Nieto. Tiene capacidad para 242 pasajeros y costó 2,952 millones de pesos (unos $156 millones 454,524).

    El presidente electo asegura que lo pondrá a la venta y recuerda que ya recibió la primera propuesta de un empresario que quiere adquirirlo y, después, rentárselo.
     
    "Sería alrededor de un millón 800,000", dijo el empresario Gustavo Jiménez Pons, cuando llevó su oferta a la casa de transición de López Obrador.
     
    En las calles, algunos analistas y ciudadanos dicen que López Obrador debería reconsiderar su intención, porque contar con un avión para la Presidencia facilitaría los trasladores y garantizaría su seguridad.

    Pero otras personas respaldan su propuesta, porque consideran que el dinero de la venta podría utilizarse en otros fines y que está cuidando los recursos pesito a pesito.
     
    "Es un persona sensata, que realmente sirve al pueblo, para qué queremos reyes", dice Patricia Orozco, un ama de casa mexicana.

    El gobierno de López Obrador aún no comienza pero ya anuncia cambios desde la zona de despegue.