Líder palestino rechaza el plan de paz presentado por Trump

Mahmud Abás dijo “después de los disparates que escuchamos hoy, le decimos 1,000 veces no al Acuerdo del Siglo”.

GETTY IMAGES

RAMALA, Cisjordania — El presidente palestino Mahmud Abás rechazó el martes el plan para la paz en Medio Oriente que anunció el presidente Donald Trump y que favorece en gran medida a Israel.

Los palestinos siguen comprometidos a terminar con la ocupación israelí y establecer un Estado con Jerusalén oriental como su capital, dijo Abás en conferencia de prensa en la ciudad cisjordana de Ramala, en donde tiene su sede la Autoridad Palestina.

Los proyectiles iluminaron la noche del miércoles sobre al disputada zona.

“Después de los disparates que escuchamos hoy, le decimos 1,000 veces no al Acuerdo del Siglo”, dijo.

El plan crearía un Estado palestino en partes de Cisjordania, pero permitiría que Israel se anexe sus asentamientos en el territorio ocupado.

El plan permitirá que los palestinos establezcan una capital en las afueras de Jerusalén oriental, pero dejaría la mayor parte de la ciudad bajo control israelí.

El sistema defensivo, fabricado por la empresa estatal Rafael y que consta de un potente radar y batería de lanzaderas de misiles, ha interceptado desde su implantación 2,400 proyectiles, informó el departamento.

“No nos arrodillaremos y no nos rendiremos”, dijo Abás, y agregó que los palestinos se opondrán al plan “por medios pacíficos y populares”.

Hamas, el grupo militante islámico que gobierna Gaza, rechazó las “conspiraciones” anunciadas por Estados Unidos e Israel.

“Estamos seguros de que nuestro pueblo palestino no dejará pasar estas conspiraciones. Así que todas las opciones están abiertas. La ocupación (israelí) y el gobierno de Estados Unidos cargarán con la responsabilidad de lo que hicieron”, dijo el representante de Hamas, Khalil al-Hayya, mientras participaba en una de varias protestas que estallaron en la Franja de Gaza.

Los manifestantes quemaron neumáticos y fotos de Trump y del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Abás convocó a una reunión de emergencia con otras facciones palestinas, incluida Hamas, para discutir una respuesta unificada al plan. Abás había rechazado el acuerdo antes de que se anunciara diciendo que Estados Unidos estaba irremediablemente inclinado hacia Israel.

Los palestinos cortaron todo contacto con el gobierno de Trump después de que reconociera a Jerusalén como la capital de Israel hace más de dos años y cambiara la embajada estadounidense ahí.

La noche del martes, manifestantes se enfrentaron con fuerzas israelíes en las afueras de Ramala, cerca del asentamiento judío de Beit El.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que la iniciativa de Trump “ofrece una ocasión para relanzar los urgentemente necesitados esfuerzos hacia una solución negociada y viable” al conflicto.

La UE “estudiará y evaluará las propuestas presentadas”. Reiteró el compromiso del bloque con una “solución negociada y viable de dos Estados que incluya las aspiraciones legítimas tanto de los palestinos como de los israelíes, respetando todas las resoluciones de la ONU relevantes y los parámetros acordados internacionalmente”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que Naciones Unidos apoya dos Estados que vivan en paz y seguridad dentro de fronteras reconocidas, basadas en las fronteras antes de 1967, según su vocero.

“La postura de la ONU en la solución de dos Estados se ha definido, a lo largo de los años, por resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General por las que se rige el secretariado”, dijo el vocero Stephane Dujarric.

Esas resoluciones dicen que todos los asentamientos israelíes en Cisjordania son ilegales y piden una solución basada en las fronteras previas a la guerra árabe-israelí de 1967, con los intercambios territoriales acordados.

Arabia Saudí dijo que apreciaba los esfuerzos del gobierno de Trump y exhortó a reanudar conversaciones directas entre Israel y los palestinos “bajo los auspicios de Estados Unidos”.

El Ministerio de Exteriores saudí tuiteó que esperaba ver que el proceso de paz avanzara para llegar a “un acuerdo que logre los derechos legítimos del pueblo palestino”.

Mientras tanto, Jordania se pronunció contra cualquier “anexión israelí de tierras palestinas” y reafirmó su compromiso con la creación de un Estado palestino a lo largo de las líneas de 1967, que incluiría toda Cisjordania y Jerusalén oriental.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ayman Safadi, advirtió sobre “las peligrosas consecuencias de las medidas unilaterales israelíes, como la anexión de tierras palestinas”.

Egipto exhortó a los israelíes y palestinos a “estudiar cuidadosamente” el plan.

El Ministerio de Exteriores de Egipto dijo en un comunicado el martes que está a favor de una solución que restaure todos los “derechos legítimos” del pueblo palestino a través del establecimiento de un “Estado independiente y soberano en los territorios palestinos ocupados”.

Jordania y Egipto son los únicos dos países árabes en haber logrado la paz con Israel.

Contáctanos