Polimiositis: enfermedad incurable por la que hispana pide el derecho a morir

Estrada, de 43 años, padece de polimiositis desde los 12 años de edad.

Telemundo

LIMA, Perú - La Defensoría del Pueblo presentó este viernes una acción de amparo, ante la Corte Superior de Justicia de Lima, para que se reconozca el derecho de la peruana Ana Estrada, aquejada de un mal incurable y degenerativo, a morir con dignidad y cuando ella lo decida.

"La demanda que promueve la Defensoría del Pueblo no es un alegato, no es una defensa por la muerte, ni siquiera por la eutanasia, es un alegato por la vida, por vivirla con dignidad", expresó su titular, Walter Gutiérrez, en una rueda de prensa para anunciar la presentación del recurso.

"La enfermedad de Ana Estrada es una enfermedad incurable, degenerativa, que cada vez, cada día, cada semana, le generará más dolores, más sufrimiento e inexorablemente la conducirá a la muerte, una muerte muy dolorosa", apuntó.

Gutiérrez explicó que la demanda busca que no se aplique el articulo 112 del Código Penal, que criminaliza o sanciona a quien le ayude a morir a una persona que esté en esas condiciones bajo el cargo de homicidio piadoso.

Estrada, de 43 años, padece de polimiositis desde los 12 años de edad, una enfermedad que, según ella misma relató en videoconferencia desde su casa, ha ido paralizando completamente su cuerpo y la obliga a vivir postrada en cama, conectada a un ventilador para respirar.

"Estoy inmovilizada completamente, todo mi cuerpo está completamente paralizado debido al deterioro de mi enfermedad, necesito los cuidados de una enfermera las 24 horas del día para absolutamente todo", relató.

Estados Unidos hizo una declaración de emergencia de salud por el peligroso brote.

La mujer añadió que necesita ayuda para realizar "las cosas cotidianas y habituales, como levantarse temprano, tomar una ducha, o los actos más íntimos que se realizan en el baño".

"Todas esas cosas, mi privacidad, mi autonomía, mi espacio y tiempo, yo lo perdí", expresó Estrada, que ha lanzado su propia campaña para legalizar la eutanasia en Perú desde hace cuatro años.

Gutiérrez dijo que en la Defensoría están "profundamente convencidos en la existencia del derecho a morir en condiciones dignas" y considera que este derecho surge del "derecho a la dignidad, que es el principio y fin de todo el catálogo de derechos fundamentales".

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

Asimismo, indicó que este derecho se concilia con "los tratados internacionales que el Estado peruano ha celebrado, que proscriben los tratos crueles e inhumanos y las torturas, que forma parte de los derechos constitucionales".

A su turno, Estrada declaró que "no es una obligación ni del médico, ni del Estado, ni nadie más que de la voluntad expresa del paciente, de mi derecho a pedir que se respete y que se escuche mi voluntad para elegir cómo y cuándo morir".

La Defensoría recordó además que el Tribunal Constitucional ha reconocido y desarrollado derechos fundamentales íntimamente vinculados con el derecho a la muerte en condiciones dignas, lo que debe conducir a que el Estado garantice este derecho a los ciudadanos de Perú.

Contáctanos