Lo que debe saber de los “adenovirus”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preservativo para mujeres

    Son casi los mismos síntomas que la gripe o la influenza, y rara vez causa enfermedades graves o la muerte, pero el adenovirus, puede atacar a bebés, personas débiles o sin inmunidad derivando en algo peligroso.

    Según el Centro para el Contro y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) los adenovirus generalmente se transmiten de una persona infectada a otras a través de contacto personal cercano, como tocar o estrechar la mano. El aire al toser y estornudar, y tocar un objeto o superficie con adenovirus, luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos.

    Algunos adenovirus pueden diseminarse a través de las heces de una persona infectada, por ejemplo, durante el cambio de pañales. Los adenovirus también pueden diseminarse a través del agua, como las piscinas, pero esto es menos común.

    A veces, el virus puede eliminarse (liberarse del cuerpo) durante mucho tiempo después de que una persona se recupera de una infección por adenovirus, especialmente entre personas que tienen un sistema inmunitario debilitado.

    Acorde con el CDC, no hay vacuna contra el adenovirus disponible para el público y no hay un tratamiento específico, ya que la infección es leve y sólo puede requerir cuidados para aliviar los síntomas. Pero algunas complicaciones puede derivar en:

    1. Resfriado común
    2. Dolor de garganta
    3. Bronquitis (una afección que ocurre cuando las vías respiratorias en los pulmones se llenan de moco y pueden causar espasmos, lo que hace que una persona tosa y tenga dificultad para respirar)
    4. Neumonía (infección de los pulmones)
    5. Diarrea
    6. Ojo rosado (conjuntivitis)
    7. Fiebre
    8. Inflamación o infección de la vejiga
    9. Inflamación del estómago y los intestinos (gastroenteritis)
    10. Enfermedad neurológica (afecciones que afectan el cerebro y la médula espinal)

    Cuidados

    1. Lávese las manos a menudo con agua y jabón
    2. Cúbrase la boca y la nariz al toser o estornudar
    3. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sucias
    4. Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas
    5. Quédese en casa cuando esté enfermo
    6. El lavado de manos frecuente es especialmente importante en entornos de cuidado de niños y centros de salud.