Otorgan nuevo contratos para construir más millas de muro fronterizo

El lunes se dio a conocer que se va a realizar la construcción de más millas del polémico muro fronterizo con el que el presidente Donald Trump busca detener la inmigración ilegal.

En total serán 65 millas las que se estarán añadiendo a este muro, comenzando desde el condado Starr hasta el condado Cameron en el Valle del Río Grande en Texas.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), se erguirá una pared de acero de una altura que oscila entre 18 y 30 pies.

Tanto CBP como el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos adjudicaron tres contratos el 29 de septiembre para la construcción de estas 65 millas de muro fronterizo, que se dividen en 21 millas en el condado Starr, 22 millas en el condado Hidalgo y otras 22 millas en el condado Cameron.

En el condado Starr, el proyecto comenzará al oeste del puerto de entrada de la represa Falcon y se extenderá hacia el este en cinco segmentos no contiguos que conectarán a otros segmentos de muro nuevo.

Entre los condados de Starr e Hidalgo, la construcción comenzará al este del puerto de entrada de Rio Grande City y se extenderá hasta el este, en dos segmentos no contiguos, que conectarán a otros segmentos de muro nuevo.

Y entre los condados de Hidalgo y Cameron, el proyecto iniciará al este del puerto de entrada de Pharr y se extenderá hacia el este, en doce segmentos no contiguo, que conectarán a otros segmentos de muro nuevo.

CBP afirmó en un comunicado que la construcción del muro no se llevará a cabo en los siguientes lugares protegidos que fueron mencionados el presupuesto del año fiscal 2019: refugio de vida silvestre Santa Ana, parque histórico de la capilla La Lomita, parque estatal Betnsen, al este y dentro de Vista del Mar Ranch en el refugio de vida silvestre del Lower Rio Grande Valley y el Centro Nacional de Mariposas.

No obstante, personas como César Ortiz, afirmaron que se verán afectados por la construcción porque están en riesgo de que sus propiedades queden del otro lado del muro. “Ellos trabajaron mucho para comprar esa propiedad y les quieren quitar la mitad y el trastorno más grande es que quieren meter el camino donde está el cementerio y es una imprudencia. El muro no va aquí, va en el río, creo que no planearon bien,” comentó Ortiz.

Ortiz agregó que la capilla del cementerio Jackson Ranch, la cual fue fundada en 1874, quedaría del otro lado del muro fronterizo, algo que consideró innecesario puesto que afirmó que ya no se ve el cruce de muchas personas por esta zona.

Contáctanos