Compra de automóvil por internet terminó como estafa