El trágico testimonio de un inmigrante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Puré de papas y camote para personas con llagas en su boca u otros problemas para comer

    Para muchos de los miles de menores que cruzan la frontera, el huir de sus países se trataba de una cuestión de vida o muerte.

    Tal fue el caso de la salvadoreña Elizabeth Escobar, de 16 años, quien dijo que recibía amenazas de un integrante de los Mara Salvatrucha y que por eso huyó de su País.

    “Yo tenía que hacer lo que él me decía si no iba a amanecer picada en bolsas negras, yo y mi familia”, dijo Escobar.

    Ocho hojas con mensajes impresos y llenos de amenaza prueban su denuncia.

    Para visitar nuestra sección de inmigración haz clic aquí.

    La joven inmigrante dijo que estos casos son muy comunes en su País y que las niñas no tienen el lujo de oponerse y tarde o temprano son asesinadas junto con su familia.

    Es por eso que Elizabeth no la pensó dos veces y huyó de El Salvador.

    La joven ahora busca recuperar el tiempo perdido con su hermana, a quien no veía desde hace 10 años.

    Luego de su ingreso por McAllen, la joven ya compareció ante autoridades de inmigración en Dallas y ahora su familia estudia qué opciones tienen para que se quede permanentemente en Estados Unidos.