Arabia Saudí llega con posibilidades pero no afina la puntería