Colombia busca limpiar imagen frente Polonia