Mano en el área de Carlos Sánchez y se lleva la primera roja del Mundial