Se multiplican amenazas con armas al norte de Texas