Come bien aun con prisas

En esta época de fiestas quizás no tengas mucho tiempo para alimentarte bien. ¡Anota estos prácticos consejos!

Come bien aun con prisas
Crédito: Shutterstock
Por Telemundo Local 14 de agosto de 2014

Se viene el ajetreo de los preparativos para la cena del Día de Acción de Gracias y resultará muy difícil sostener una dieta saludable.


A veces almorzarás en la oficina, otras en un restaurante, comprarás un sándwich en la esquina o, directamente, no tendrás tiempo ni de probar un bocado.


Te proponemos algunas ideas prácticas para que en esta época de fiestas comer saludable te sea posible. Apunta:


1. Planifica tus comidas la noche anterior. Considera cuáles serán las alternativas para almorzar y cenar. Fíjate si no sería mejor cocinar algo rápido en tu casa para llevar en la lonchera o qué menú podrás elegir en el restaurante mientras tienes esa reunión de trabajo.


2. Para el desayuno. Ármate un sándwich nutritivo: reemplaza el tocino o la salchicha por tocino canadiense o jamón. Asegúrate de que el pan sea integral y no olvides las verduras.


3. Comer en marcha. Lleva en tu bolso, maletín o mochila alimentos no perecederos que puedas comer en forma sencilla y rápida. Por ejemplo: mantequilla de maní y galletas,
barras de granola, fruta, mezclas de frutos secos (trial mix), cereales, etc.


4. En el restaurante. Lee con atención el menú fijándote qué alimentos son bajos en grasa y calorías. Las mejores opciones siempre serán los alimentos horneados, estofados, a la parrilla y al vapor. Para una comida más light, pide un aperitivo en lugar del plato principal.


5. Comprando un sándwich. En la tienda, elije carne vacuna magra, jamón, pavo o pollo con pan integral. No dejes de pedir mostaza, ketchup o alguna salsa baja en grasa, en lugar de mayonesa. Y, por supuesto, ¡verduras!


6. La pizza. Escoge una pizza con ingredientes vegetales. Si prefieres la carne, haz que sea jamón, tocino canadiense, pollo o camarones. Pero siempre será mejor una pizza vegetariana.


7. Entre comidas. Prueba con un batido hecho de jugo, fruta y yogur para picar entre horas, o como aperitivo.


8. Para la cena. Si vas a comprar la cena en el supermercado, que sea pollo asado, ensalada y pan recién horneado. O bien, prueba carne asada en rodajas, bollos de cebolla, ensalada de papas y unas frutas frescas de postre.


Fuente:
Eatright.org
Recuerda: Antes de hacer cualquier cambio en tu dieta o rutina debes de consultar con un profesional de la salud.